Proyecto de investigación para la conservación de carnívoros de N/a’an ku sê

El biólogo Florian Weise lidera los equipos de investigación y conservación de la Fundación N/a’an ku sê, que trabaja para proteger y mejorar las vidas de la gente, la flora y la fauna de Namibia.

Teniendo en cuenta que existen seis especies de grandes carnívoros en libertad y unas 3500 granjas comerciales de ganado, los conflictos entre humanos y animales son inevitables en Namibia. Como resultado, la persecución de los depredadores vistos como conflictivos (principalmente el guepardo y el leopardo) no suele ser selectiva y puede tener graves consecuencias para las poblaciones de estos felinos.

Sin embargo, muchos propietarios están buscando soluciones para proteger a sus ganados de la depredación y están dispuestos a coexistir con los guepardos, leopardos y leones si las pérdidas se mantienen dentro de niveles aceptables.

El trabajo de Weise se centra en las herramientas efectivas de mitigación de conflictos, que se basan en la aplicación de la investigación y el seguimiento de los grandes depredadores. Se emplean y se prueban de forma empírica tanto técnicas tradicionales como novedosas en ranchos de ganado. El proyecto proporciona asistencia directa y ayuda de expertos técnicos a través de consultas con los propietarios afectados. Su objetivo es aumentar la tolerancia hacia guepardos y leopardos, y asegurar la supervivencia a largo plazo de las poblaciones viables de estas especies en las áreas ganaderas de Namibia.

Normalmente, el conflicto se ve acelerado por el hecho de que las medidas de protección del ganado son inadecuadas. Cuando este es el caso, se proponen mejoras prácticas y rentables: animales guardianes y pastores adecuados, corrales con zarzas para el ganado más vulnerable, el uso de razas de ganado tradicionales agresivas, y la aplicación de excremento de león como biorepelente en las áreas donde están los becerros. Estas medidas, combinadas, han resultado en una reducción de las pérdidas de ganado en hasta un 88 por ciento.

Siempre se pone énfasis sobre la prevención de conflictos proactiva en vez de la sintomática y reactiva “gestión” de los grandes carnívoros. Los investigadores pusieron dispositivos GPS a los carnívoros en libertad y compartieron los datos de movimiento con los propietarios de forma diaria.

En general, la idea es la de trabajar de forma conjunta con los propietarios para crear más información acerca de los carnívoros en tierras de ganadería. Más adelante, podrán aplicarse las nuevas ideas para elaborar una estrategia de coexistencia a medida para cada granja. Este enfoque ha probado ser efectivo en la reducción de los intentos de perseguir a estos grandes depredadores.