Recintos de ganado a prueba de depredadores en la región de Masái Mara, Kenia

Lugar: Reserva Nacional de Masái Mara, Kenia
Beneficiaria: Anne Kent Taylor

La keniata Anne Kent Taylor se enamoró del Mara cuando era joven. Movida por su profundo vínculo con este hermoso lugar, ha pasado cuatro décadas intentando conservar este tesoro natural.

El Fondo Anne K. Taylor (AKTF, por sus siglas en inglés) es una organización sin ánimo de lucro con sede en Kenia que trabaja para promover la conservación de la vida silvestre entre las comunidades que rodean la Reserva Nacional de Masái Mara. Masái Mara tiene un significado cultural y medioambiental especial para los pueblos de Kenia.
Sin embargo, los cambios demográficos y económicos del país han comenzado a modificar el delicado equilibrio entre humanos y vida salvaje en el Mara. Más personas implican ciudades más grandes, las ciudades pequeñas crecen, se necesitan más granjas para producir comida y carreteras pavimentadas más grandes, y por tanto hay menos espacios para la fauna y la flora. Las comunidades masái que viven junto al Mara se encuentran atrapadas entre una economía que se mueve rápidamente y unos espacios naturales en las que los grandes depredadores rondan cada vez más cerca de sus hogares.

Estos depredadores suponen una amenaza para la forma de vida de los granjeros. Cuando los leones cazan un becerro, los granjeros toman represalias y los leones mueren. El objetivo del AKTF es detener este conflicto ayudando a las comunidades masái a mantener a sus ganados fuera del alcance de los leones. Salvando al ganado, salvan a los leones.

Para lograrlo, el AKTF fortifica los recintos para ganado de los masái mediante cercas de tela metálica de construcción muy simple y postes tratados (proporcionados por el Eden Wildlife Trust), que se suministran de forma sostenible.

Estas medidas de protección extra impiden que los depredadores entren en los recintos pecuarios y maten al ganado. Los propietarios de ganado se han asociado con el AKTF, distribuyéndose los gastos e instalando las vallas. Los masái están plenamente comprometidos y apoyan el proyecto.

Además de la construcción de vallas a prueba de depredadores, el AKTF proporciona educación sobre vida silvestre, opera patrullas contra la caza furtiva junto con el Mara Conservancy y el Servicio de Vida Silvestre de Kenia (KWS, por sus siglas en inglés). Asimismo, ayuda a las familias masái a poner en marcha prácticas de energía sostenible y participa en los rescates de fauna.

El AKTF también trabaja para dotar de poder a la comunidad masái a través de un programa de microfinanciación mediante labores de abalorios realizadas por las mujeres. También lleva a cabo acciones educativas, incluyendo excursiones a la Reserva Mara y la construcción de una escuela primaria en la que el programa proporciona depósitos de agua y comida gratuita y nutritiva a los estudiantes, que tienen que caminar hasta 16 kilómetros para ir y volver de la escuela cada día.